Skip links

Sub heading far far away

En este curso no aprendí – Testimonio Practicante en PNL

Comencé mi primer día con ideas grandes para mi vida, grandes cambios, y en lo diferente que me verían otros.
Entré al salón sintiéndome algo fuera de lugar, sentada entre un grupo de adultos desconocidos, sin saber lo indispensables que serían para este proceso, que cada uno era una pieza para el rompecabezas que se forma cuando me adentro a estudiar mi mente.
Conocí personas con las que no me hubiera topado en mi vida rutinaria.
Cuando empecé a reflejarme en sus opiniones, experiencias y comprensiones de cada ejercicio, noté lo mucho que teníamos en común, y al mismo tiempo, de lo importante que es aceptar lo diferentes que somos todos para mejorar la comunicación con todo tipo de perfil.
Comprendí cuantas características diferentes hay en el pensamiento y comprensión de cada quien y lo mucho que influye en nuestra comunicación. He tenido diversas experiencias en las que hay incoherencia entre lo que quiero decir, lo que digo y lo que creo que el otro escuchó. Si no estoy clara en mí, cómo es posible que otra persona me entienda?
Me empecé a dar cuenta de varios mensajes negativos que me iba repitiendo durante el día sin estar atenta. Darme cuenta de esto me quitó un gran peso de encima; expresarme y no sentirme entendida siempre se ha sentido como un reto, pero teniendo nuevas herramientas, incluso volví un juego el encontrar la palabra que expresa exactamente lo que quiero decir.
Uno de mis ejercicios favoritos fue el cambiar mis filtros para ver la perspectiva de la persona a la que quiero entender. Ver el mundo desde su punto de vista y comprender el porqué de sus sentimientos, actitudes y razones.
Lo que he aprendido, me ayudó descubrir que la mayoría de las cosas que nos planteaban me parecían muy familiares, como si el curso se me hubiera puesto en frente para recordarme todo esto que sé que todos venimos sabiendo, y que llevo tiempo trabajando de diversas formas. Muchos de los ejercicios que hacíamos, los había experimentado, tanto para lo positivo como para lo negativo.
Me he comparado, insultado, victimizado, y dicho que no hay nada que se pueda hacer, pero una parte de mí sabe que siempre hay una solución, y eso es lo que más afecta: Saber que sí se puede hacer algo y aun así quedarme ahí anclándome a la situación, al sentimiento. Sabiendo lo poderosa que soy.
Al tiempo, me di cuenta de que me seguía haciendo las mismas preguntas que me hacía hace años, pero que en un instante me respondía a mí misma desde la PNL. Es en esos momentos es cuando más aprecio haber tenido esta experiencia, porque entonces sé qué cargo toda la información en el mejor lugar posible: mi inconsciente.
Fui descubriendo que me he vuelto más yo, identificando características que no aprecio en mí, por qué y cómo cambiarlos para irme sintiendo cada vez más cómoda conmigo misma.
Me hice más presentes las cosas buenas a mí alrededor y así surgieron otras, y cada vez me creo más merecedora de lo que veo manifestarse frente a mí. Soy una versión más enriquecida de mí misma.
En este curso de Programación Neurolingüística, no aprendí nada, salgo de aquí agradeciendo a todos los que me acompañaron en nuestro viaje, por ayudarme a recordar todo este potencial que ni siquiera sabía que tenía, y acercarme cada vez más a mi centro.
Estrella.

Join the Discussion