Skip links

Sub heading far far away

Cambia tu sistema de creencias con Programación Neurolingüística

Hablar de mis experiencias y del aprendizaje obtenidos en este entrenamiento intensivo en Programación Neurolingüística, me motiva a contestar la pregunta que un sabio renacentista, tan versado en todos los ámbitos del conocimiento, plantea en esta cita.

“El hombre promedio mira sin ver, oye sin escuchar, toca sin sentir, come sin saborear, se mueve sin ninguna conciencia física, inhala sin percibir ningún olor o fragancia y habla sin pensar… ¿Eres un hombre promedio o estás vitalmente despierto?”

Leonardo Da Vinci

Vivir en un mundo tan diverso y tan cambiante nos invita a buscar nuevas formas de mantenernos en contacto con nuestro Yo Superior, a fin de establecer una sana relación tanto con nosotros mismos como con los demás seres que habitan este maravilloso planeta, y una buena forma de lograrlo, es expandiendo  nuestro nivel de conciencia para poder identificar nuestra misión de vida, así como los recursos que ocupamos para el efecto.

Podría mencionar infinidad de cosas que descubrí y aprendí a lo largo de las sesiones, pero sólo citaré las más importantes:

  • Algo que queda tatuado en todo mi ser, es la convicción de que mi mapa no es el territorio, lo cual me está facilitando el cambiar mi sistema de creencias para hacerlo más flexible con Programación Neurolingüística. La vida me pinta mejor cuando elijo ser feliz sin aferrarme a tener la razón, poniendo diferentes filtros a mis creencias para elegir la mejor perspectiva de cada situación.
  • He aprendido con la Programación Neurolingüística a interactuar con el universo haciendo uso de todos mis sentidos, a respetar y apreciar el mundo que me rodea, caminar sin prisas, respirar conscientemente para apreciar los olores de las personas, de las comidas, de las flores, de mí misma. Comer y deleitarme con el platillo más sencillo, es un motivo para agradecer a todas las personas que intervinieron para que llegara a mi paladar. Ahora percibo mejor los mensajes de las personas, de los animales, de las plantas, de las situaciones, y de las cosas que, aunque inertes, me invitan a gozar de su presencia. Algo que valoro inmensamente es una mayor capacidad para observar lo bello de la vida, los colores y las maravillosas combinaciones de la naturaleza. Todo esto se ha convertido en la posibilidad de auto reconocerme y ubicar el lugar que ocupo en el universo, así como de percibir los sentimientos y las emociones de los demás, para darles también su debido espacio.
  • Una cosa más, con la Programación Neurolingüística aprendí a abrazarme y abrazar a los demás, sin temor, sin preocupación, sin limitaciones, sentir a las personas, darme cuenta de cuán importante es el contacto físico para sanar las emociones. Sentir y dejarse sentir.
  • Quiero señalar que todo lo anterior se derivó de una decisión, es decir, de una elección: cambiar mi sistema de creencias con Programación Neurolingüística para poder cambiar mis emociones, y con ello mis acciones. La mejor forma de hacerlo fue asistiendo a este maravilloso entrenamiento con Programación Neurolingüística, en donde se me mostraron diferentes caminos, diferentes métodos, estrategias y técnicas, sólo fue cuestión de conocerlas, tomarlas y aplicarlas. Sin embargo, debo reconocer que esto es sólo el principio de un hermoso proceso de cambio.

¡¡Gracias, mi querida Fabi!! Por romper paradigmas y ser la gran líder de este maravilloso proyecto…

¡¡Gracias Sensei!! por tu sencillez y jocosidad al exponer cada tema para hacerlo más interesante y facilitar con ello nuestro aprendizaje.

¡¡Gracias Adri, Lupita, Aarón!! Un digno equipo de Casa Éxito

Les saluda Lic. en P.O. Ma. Socorro Cortés Galván

 

Join the Discussion